¿Es realmente rentable realizar un renting?

¿Cuántas veces habremos oído a hablar a nuestra gente cercana sobre haber comprado un coche con renting y sus múltiples ventajas? ¿Y cuántos de ellos tiempo después, sin la euforia del momento por la compra de un nuevo vehículo, han echado números y tienen sus dudas?

Vamos a pasar de explicar que es un renting, y en que se diferencia de otros tipos de arrendamiento financiero ya que en post anteriores hemos hablado sobre estos temas. Puedes acceder a uno de ellos pinchando en este enlace:

¿Adquirir el vehículo mediante leasing, renting o con pago directo?

Entonces, ¿nos merece la pena optar a un renting si somos un usuario particular?

Durante muchos años, este producto parecía reservado para empresas y su uso no era demasiado alto, pero en los últimos años tanto empresas como particulares han incrementado bastante este tipo de figuras de arrendamiento financiero.

Hemos de decir antes de empezar a desglosar esta cuestión, que cada caso varía en función del número de años, si se da entrada o no, el concesionario/financiera…. Pero en términos genéricos os dejamos algunas claves para saber si os es más ventajoso un renting o comprar mediante financiación bancaria. Deberíamos comparar:

  • Si existe cuota inicial o no.
  • Saber a qué tipo de interés nos dan ambos productos.
  • Prorratear, en el caso de la financiación bancaria, todos los gastos anuales de un coche y dividirlos entre 12 meses para sumarlos a la cuota. Este dato resultante de la prorrata más la cuota, debemos compararlo con la cuota del renting (que suele llevarlos incluidos).
  • Comparar los plazos.
  • Comparar el precio de mercado de venta del vehículo en el momento de terminar la financiación.

Adicionalmente, al ser particular, debes saber que no tendrías las ventajas fiscales con las que contaría una empresa al contratar un renting.

¡OJO! Aquí os dejamos algunas de las ventajas y desventajas generales sobre los renting para particulares:

Ofrecen un ahorro medio del 15%.
Cualquier vehículo puede arrendarse bajo esta modalidad.
Una cuota con un coste fijo te permite tener una previsión mayor sobre tus gastos.
El mantenimiento y gastos van incluidos en la cuota (según los planes).
No eres el propietario del vehículo, tan solo el arrendatario.
Si cancelas antes de tiempo el contrato tiene unas penalizaciones.
No podrás hacer modificaciones al coche por tu cuenta.
Si pasas los kilómetros establecidos, tendrás una penalización.
Las reparaciones necesarias solo podrán realizarse en los talleres incluidos en el contrato.

Si a pesar de estas claves, no te queda claro que es más beneficioso para ti, necesitas ayuda para calcular tus números o presupuestos sobre seguros y así poder prorratear tus costes, no dudes en llamarnos.